Es la época del año para los programas especiales y reconfortantes, acompañados de toneladas de anuncios dirigidos a los niños. Si tu familia acepta los anuncios con todo que es festivo, aquí hay algunas cosas para pensar y hablar con tus hijos, con la ayuda de las mentes sabias de Common Sense Media:

 

  1. Una vez que los niños llegan a los 8 años, pueden distinguir que un anuncio tiene un objetivo específico, convencer a alguien de que compre un artículo. Eso significa que puedes hablar con los niños sobre cómo los anuncios pueden usar lenguaje e imágenes para hacer que el producto parezca más mágico de lo que podría ser en la vida real.

 

  1. Si tus hijos aún no están preparados para esa conversación, pregúntales por qué les gusta algo que acaban de ver. A veces es similar a algo que ya tienen y aman, y solo necesitan un recordatorio. Si el juguete es una gran adición a una colección, o si es realmente nuevo para ellos, pónlo en tu lista para considerarlo.

 

  1. Por último, los anunciantes ponen mucha emoción y entusiasmo en los anuncios para niños: su objetivo es que los niños se alimenten de esa energía y digan: “¡QUIERO ESO!” Tú conoces a tus hijos, así que trata de mirar a través de las exageraciones y pregúntate: “¿Este juguete realmente funcionará para mi hijo? ¿Cuánto tiempo durará el interés (o el juguete en sí)? “

 

Para programas festivos que no incluyen anuncios, consulta nuestra lista en austinpbs.org/holidays. Para actividades familiares y manualidades festivas, visita pbsparents.org.

 

Benjamin Kramer, Ph.D. is the director of education for Austin PBS.

 

Subscribe To Our Newsletter

Subscribe To Our Newsletter

Join our mailing list to receive the latest news and updates from Austin Family Magazine

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Share This

Share This

Share this with your friends!